El Tribunal Supremo y su nuevo criterio respecto de la vivienda familiar

El Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo (Sentencia 642/2018, de 20 de noviembre) ha introducido un criterio novedoso que sin duda dará que hablar y, sobretodo, dará paso a muchas demandas.

En síntesis, el Tribunal Supremo entiende que «La convivencia con una tercera persona hace perder a la vivienda su antigua naturaleza de vivienda familiar por servir en su uso a una familia y diferente».

Ésta es la conclusión a la que llega el Tribunal Supremo al desestimar el recurso de casación interpuesto por el Ministerio Fiscal

«El derecho de uso de la vivienda familiar existe y deja de existir en función de las circunstancias que concurren […] La vivienda sobre la que se establece el uso no es otra que aquella en la que la familia haya convivido como tal, con una voluntad de permanencia», los magistrados consideran que cuando el divorciado que vive con los hijos menores en la casa da entrada a una nueva pareja el inmueble deja «de servir a los fines del matrimonio».

Para el Tribunal Supremo, «una nueva relación de pareja, tras la ruptura del matrimonio, tiene evidente influencia en la pensión compensatoria, en el derecho a permanecer en la casa familiar e incluso en el interés de los hijos». «La introducción de un tercero en la vivienda cambia el estatus del domicilio familiar».

Ésta nueva sentencia,supone un paso adelante y abre las puertas a muchos progenitores en igual situación que el caso enjuiciado.

En las próximas semanas, realizaremos un análisis en profundidad de la sentencia para poder dar asesoramiento a muchos de nuestros clientes en idéntica situación.

ASESORÍA MONTAL

Posted in: